Se entiende por Nueva Era un 1. Movimiento sociocultural, 2. un cocktail o megaensalada y 3. La supuesta llegada de la “Era de Acuario”. A 50 años de su aparición artificial en Estados Unidos y Europa (ya presente en todo el mundo hoy) está alejando a los católicos de la Iglesia y de la Fe, al mismo tiempo que está provocando confusión, enfermedades mentales, emocionales y físicas, como severos daños espirituales (asedio diabólico).

1. Movimiento sociocultural

Llamada también “tendencia cultural multifacética”, “corriente sociocultural”, “movimiento” semiplanetario, “nuevo movimiento religioso” o “mestizaje sociocultural”, la Nueva Era (New Age, NE o NA) es un movimiento socio-cultural de alcance internacional surgido en la década de los 60’s, Y se le llama “movimiento” porque, pese a no tener un líder visible y una estructura humana y oficial como tal, reúne una extensísima red de grupos, asociaciones y ONG’s políticas y religiosas que comulgan con sus planteamientos. Entre algunas de estas organizaciones sobresalen, por ejemplo, la Masonería, los rosacruces, Nueva Acrópolis, Nueva Conciencia, Organización Mundial para la Paz Interior, Movimiento Gnóstico, Movimiento Raeliano, Share International, Gran Fraternidad Universal, Iglesia de la Unificación, WICCA, Federación de Familias para la Paz Mundial, Centros Tara, Buena Voluntad Mundial, Iniciativa para las Religiones Unidas, Organización de las Naciones Unidas, Instituto Esalen, Movimiento del Potencial Humano, etc.

2. Cocktail o megaensalada

Dado que reúne todo un conjunto de terapias, doctrinas filosóficas, creencias religiosas e ideologías a gran escala, con características nunca antes vistas, pero con un profundo impacto en las sociedades desarrolladas y subdesarrolladas de Occidente se le ha dado en llamar así, como también “mercado de religiones” o “cocktail universal”. De manera general, entre las principales corrientes que forman parte de este enorme

Collage y que convergen con el cristianismo, podemos identificar las siguientes, mismas que, desde nuestra perspectiva católica, presentan tesis velada o abiertamente heréticas: 

Orientalismo:

Síntesis de religiones, creencias y filosofías provenientes de Asia u Oriente (China, Japón, India, Corea, Tailandia, Camboya, Indonesia, etc.), tales como el hinduismo, budismo, jainismo, taoísmo, tantrismo, brahamanismo, sufismo, confucionismo, islamismo, etc. Actualmente se combinan con una enorme diversidad de terapias alternativas.

Esoterismo:

Conocimientos o “verdades” ocultas, misteriosas o secretas para aquellos que no han sido designados o iniciados para recibirlos. Agrupa igualmente el hermetismo, gnosticismo, antroposofía, teosofismo. Grupos místicos, raros o secretos invitan a nuevos adeptos a sumarse a sus filas a través de ritos de iniciación, donde comúnmente recurren a símbolos y fórmulas paganas u ocultistas.

Paganismo:

Creencia, culto y adoración a antiguas deidades indígenas o aborígenes (politeismo). Su enseñanza es contraria al Evangelio y, por ende, al cristianismo. Aquí se encuentran reunidas las más diversas mitologías antiguas o contemporáneas de todas partes del mundo: egipcia, griega, romana, persa, india, azteca, nórdica, inca, maya, tolteca, etc. Hoy se ha vuelto a rendir culto a distintos dioses, aún sin importar su origen (neopaganismo).

Pseudociencia y peudomedicina alternativa:

Consumo de técnicas, prácticas o terapias no científicas tendientes a mejorar la mente, el cuerpo y el espíritu, basadas principalmente en la creencia de la “energía mística” y en el poder mental (para el control y la autocuración). No toda esta es, en efecto, nociva, pero cada vez se se ve infuída por cosmovisión Nueva Era. La corriente orientalista es su principal fuente de alimento.

Ocultismo:

Conjunto de creencias y prácticas ocultas, de índole anticristiana o demoníaca. Recurrencia a poderes paranormales, ritos mágicos paganos, fuerzas obscuras o espíritus malignos, brujería, hechicería, magia, chamanismo, santería, adivinación, espiritismo, satanismo, etc. Se trata de la vertiente más “amarga” de los ingredientes Nueva Era, pero que gracias a un “boom” de películas, programas y series de TV es como ha logrado magnífica aceptación entre la niñez y la  juventud.

La combinación simultánea de estas vertientes da lugar, igualmente, a un sincretismo religioso (mezcla de lo sagrado con lo profano), a un panteísmo (asociación sustancial de “Dios” con las cosas: “Dios es la piedra”) y a un relativismo en el orden de las ideas (“nada es verdad ni es mentira, todo es según el cristal con que se mira”) y en el orden de la moral y espiritualidad (“cada quien su código de vida” y “todos los caminos conducen a Dios”).


También puedes ver el programa El Peligro De La Nueva Era – Jaime Duarte en EWTNespañol

3. “Era de Acuario”

Los creyentes en la misma aseguran que la Humanidad se dirige, próxima e irremediablemente, a una nueva fase histórica, a un cambio sustancial “positivo” a nivel global, a un “cambio de conciencia mundial” o a una “iluminación universal”. Dicha etapa es denominada, desde un punto de vista astrológico, la “era de Acuario” (que acontece, afirman, entre cada 1970 y 2160 años) y deja atrás –en términos zodicales— a la “era de Piscis”. Esta habría comenzado, según las antiguas “profecías mayas”, el pasado 21 de diciembre del año 2012 (21-12-12), fecha largamente esperada y temida por muchos, también, como el “fin del mundo” –como en su momento lo fue el año 2000 (Y2K)—. Chamanes, brujos, esotéricos, santeros, yoguis, gurúes realizaron rituales y apertura de “portales dimensionales” ese día. “Acuario” representa para los creyentes en esta concepción: paz, amor, vida, buena voluntad, mientras que “Piscis” significa: caos, violencia, guerra, destrucción y muerte. Pero en realidad para los líderes del movimiento Nueva Era la enigmática fecha marca y esconde otro significado para nosotros preocupante: “El fin del cristianismo” y de la Iglesia Católica. Sería igualmente, también, el ocaso de las grandes “religiones tradicionales” y el comienzo de un “nuevo mundo”, un cambio de “paradigma” y una “nueva espiritualidad” (pero sin Dios).

Actualmente podemos constatar un creciente aumento de la violencia contra la vida humana desde su concepción en el vientre moderno (aborto), como la persecución anticristiana contra comunidades inermes en Medio Oriente y aún en América Latina. Ello, sin contar los crecientes ataques a la familia (querida por Dios) a través de políticas públicas, campañas de salud y legislaciones que promueven las uniones homosexuales y hasta pedófilas. Por tanto, si observamos con atención hoy, tal nueva era del supuesto bienestar, prosperidad y felicidad no existe; más bien, constatamos en el mundo múltiples problemas, contiendas, muertes y desgracias. Resulta evidente la existencia de una perversa estrategia subrepticia de odio y destrucción contra la vida, la fe, los valores y su guardián principal: la Iglesia Católica.


¿Sufre asedio diabólico? Te recomendamos los siguientes programas.

Play
Asedio diabólico por contaminación Nueva Era Síntomas fenómenos paranormales
Play
¿Existen las maldiciones? ¿Pueden realmente dañarme?
Play
Formas de influencia maligna o de asedio diabólico
Play
Play
Play
Play
Brujería boom cine TV libros autores oración para romper hechizos P Salvador Herrera
previous arrow
next arrow
previous arrownext arrow
Slider

También te puede ayudar el artículo:

LA PLAGA DEL OCULTISMO